El peso específico de las PYMES es fundamental para la economía europea, de hecho, en España aportan el 65% del PIB y el 75% de los puestos de trabajo, suponiendo el 99,2% del tejido productivo español, el 98% en el Reino Unido y el 97% en Alemania. Dado el importante papel que desempeñan las PYMES en el desarrollo económico y tecnológico de la economía europea, la innovación se erige como el motor del cambio capaz de potenciar la competitividad de las PYMES.

Dado el importante papel que desempeñan las PYMES en el desarrollo económico y tecnológico de la economía europea, la innovación se erige como el motor del cambio capaz de potenciar la competitividad de las PYMES. Sin embargo, contrariamente a lo que podría pensarse, en la era de la banda ancha doméstica y el acceso rápido a la información supone, muchas veces, más un inconveniente que una ventaja cuando la información no está filtrada, estructurada y personalizada. Esto hace que la información que precisa una PYME de un sector específico no se encuentre filtrada con la consiguiente pérdida de oportunidad al no dedicarse un tiempo suficiente a su análisis.

En definitiva, si conseguir el éxito con la innovación es una tarea complicada para las empresas, la situación se agrava aún más para las PYMES, pues cuentan con poca experiencia y recursos limitados para hacer frente a las numerosas dificultades que surgen en el proceso. El consorcio, gran conocedor de las necesidades de las PYMES, pretende, a través del proyecto INNHOME, reducir los riesgos relacionados con el proceso de innovación, dando a la PYME información de valor relacionada con su tecnología, entorno y oportunidades de una forma simple y directa, y sin la necesidad de expertos analistas, de forma que pueda convertir la innovación en el motor del cambio dentro de su organización.